×

A los 70 años

Falleció Kazutaka Ishikawa

Había nacido en Okinawa, Japón, pero llegó a la Argentina a los pocos meses. Formado en el Liceo Municipal, perteneció al movimiento del expresionismo abstracto, que desplegó en la pintura y la ilustración de portadas.


Ampliar [+]

 

Redacción de El Litoral

cultura@ellitoral.com


Este jueves falleció a los 70 años el artista plástico Kazutaka (Raúl) Ishikawa. Nacido el 2 de julio de 1950 en Henza, Provincia de Okinawa (Japón), llegó a la Argentina con su familia en mayo de 1951; se radicó en Santa Fe, y posteriormente en San Carlos Centro. Era Maestro de Artes Visuales, egresado de la Escuela de Diseño y Artes Visuales, dependiente del Liceo Municipal “A. Fuentes del Arco” de la ciudad de Santa Fe (1975).

 

Sus especialidades fueron pintura y diseño gráfico. Comenzó a exponer en 1971, en el ámbito local y nacional. Entre las exposiciones más relevantes pueden mencionarse: “3r. Salón del Poema Ilustrado”, Museo de Artes y Artesanías, Santo Tomé, 1971; Muestra “Nuevos valores jóvenes”, en el Museo Municipal de Santa Fe, 1976; Muestra individual en la Galería de Arte “Color”, Santa Fe, 1982; Muestras colectivas del Grupo “Espejo”, en Capital Federal, Santa Fe y Paraná, 1982; Muestra patrimonio de la Universidad Nacional del Litoral, Foro Cultural Universitario Santa Fe, 2000.
Obtuvo Primer Premio por poesía y por ilustración, en el “3r. Salón del Poema Ilustrado” (1971); y Segundo Premio “Municipalidad de Santa Fe”, concurso de murales “IV° Centenario de la Fundación de Santa Fe” (1973).

 

En cuanto a su producción en diseño gráfico, pueden mencionarse el diseño de programa para “MaratSade”, Grupo “Nuestro Teatro”, 1980; programa “10 aniversario, Grupo “Nuestro Teatro”, 1988; tapa del libro “El Libro Rojo de Tito”, Extensión Universitaria UNL, 1988; tapa para “El trabajo ortográfico en los centros de alfabetización”, Extensión Universitaria UNL, 1988; programa “La Gaviota”, Grupo “Nuestro Teatro”, 1991.

 

Exponente en la generación del ’70, perteneció al movimiento del expresionismo abstracto, que se destaca por la gestualidad en los trazos, un cromatismo de colores mezclados con los neutros, manteniendo a raya los colores puros en estos matices agrisados, solo aparece el rojo en medio de la obra tratado en su máxima saturación.

 

Enérgico, dinámico y con rupturas abruptas para dar con la intensidad pictórica que requiere la pintura gestual en su choque con el soporte. Cuando le propusieron recurrir a su lengua materna para nombrar una nueva exposición en el marco de Foro Abierto de la Universidad Nacional del Litoral, eligió el término “nikkei” y explicó: “En un sentido estricto, soy japonés de nacimiento. Es decir, soy ‘issei’ (primera generación y no descendiente) y así me juzgarían con un sentido ortodoxo. Pero lo que soy se expresa en mi obra, y en mi obra soy ‘nikkei’, ya que es fruto de mi formación, heredera de dos culturas, reflejo de dos mundos”.

Continuar Leyendo



Accedé a más noticias de Escenarios & Sociedad