×

Coronavirus en Santa Fe

El lento traslado del virus hacia el norte provincial ya es una realidad

En las últimas semanas, la situación sanitaria en el Departamento San Cristóbal se tornó compleja debido a que el coronavirus ingresó en todas las ciudades. Evalúan levantar controles en los accesos.  


Ampliar [+]

Noelí Rojas

 

Con más de doscientos días de cuarentena, se registraron gran cantidad de casos positivos y día a día el número de personas infectadas se incrementa. 


Cuando el 19 de marzo se declaró que a partir del día 20 comenzaba a regir el aislamiento social, preventivo y obligatorio a nivel nacional, nadie se imaginó que la pandemia por el covid-19 continuaría durante todo el 2020. En las localidades del interior de la provincia de Santa Fe, sobre todo las del centro-norte, la vida cotidiana no se modificó demasiado inicialmente, pero la tranquilidad desapareció cuando se confirmaron los primeros casos. 


Para conocer en detalle la actualidad epidemiológica en las principales ciudades del departamento como lo son San Cristóbal (cabecera), Ceres, San Guillermo y Suardi, El Litoral dialogó con los intendentes de cada municipio, quienes explicaron cómo están trabajando para convivir con la pandemia, en qué condiciones se encuentran los centros de salud para brindarles atención y rápida respuesta a los pacientes y la posibilidad de quitar los puestos de controles en los ingresos a las localidades, un punto que se viene analizando y concretando en varios lugares de la provincia.


Vale aclarar que la cantidad de casos positivos activos aumentaron considerablemente esta semana, porque el operativo del programa Detectar Federal se llevó a cabo en esa zona, lo que genera una identificación más rápida de las personas que padecen Covid-19 por la cantidad de testeos que se realizaron en poco tiempo. 

 

San Cristóbal: 11 positivos activos


En cuanto a la cabecera departamental, el primer caso positivo se registró en agosto y a los confirmados por hisopados se suman los contactos estrechos, declarados como positivos también. 
El intendente Horacio Rigo manifestó a este medio que “veníamos muy bien, se empezó a complicar con los distintos casos, fueron todos que venían de afuera, por más que tengamos todos los controles en la ciudad, hay treinta y ocho retenes, tres salidas y dos ingresos, una para todo tipo de personas y otra para el ingreso de camiones con mercadería con control de enfermera, toma de temperatura y desinfección de vehículos”.


Posiblemente, esos controles se levanten a fin de mes de noviembre, si es que la situación no se complica demasiado, porque entienden que el virus ya está dentro de la ciudad. Será cuestión de analizarlo en el Comité Departamental y de recibir el aval del gobierno provincial.


“Tenemos pedidos al municipio de levantar los ingresos como se han hecho en otros lugares, lo presentamos al comité, el senador (Felipe Michlig) lo iba a charlar con la gente de Salud de la provincia porque tampoco queremos que se levanten estos retenes y tengamos casos masivos, ese es el miedo, pero causa molestia a mucha gente, vecinos, gente que no ve hace meses a familiares mayores, gente que tiene que venir a vender. Seguimos charlando y queremos que sea de común acuerdo”.


Con respecto al hospital local, el trabajo de los profesionales de la salud y la atención a los pacientes, como sucede en las otras ciudades, los casos primero se atienden allí, pero si presentan un cuadro complejo son derivados a los nosocomios de Rafaela o Santa Fe, debido a que ninguno de la zona cuenta con sala de cuidados intensivos. 


Pero sí hubo personas internadas y que se recuperaron, por ejemplo con ibuprofeno inhalado. En el auditorio se preparó una sala especial para pacientes con Covid-19 que cuenta con ocho camas para mujeres y ocho para varones.


Rigo destacó el trabajo de todo el personal del hospital así como  de la policía, bomberos voluntarios y municipales que se abocan a diferentes tareas durante la pandemia. 


“La gente de Salud ha trabajado muy bien, tanto el director y el vicedirector. No hemos tenido tantos pacientes internados, pero hay mucha gente aislada. Si bien hay casos nuevos, muchísima gente está recuperada y seguimos trabajando en la comunicación, porque este virus lo combatimos entre todos con la prevención, usando el tapabocas, distanciamiento, no a las reuniones familiares de más de diez personas... Le pedimos a la gente que se cuide para tratar de tener los menores problemas posibles”.

 

Ceres: hay 99 positivos activos

 

Es la ciudad del departamento que peor la pasó y la está pasando en pandemia, por la gran cantidad de casos positivos que se registraron y porque la tranquilidad no duró absolutamente nada por la pronta confirmación de un positivo en junio. 


La intendenta Alejandra Dupouy indicó que “sabíamos que en algún momento iba a aparecer, pero no pensamos que tan rápido, tenemos un corredor muy importante que es la ruta 34 y muchos transportes esenciales que van a puntos críticos, pensamos que por ahí iba a aparecer y apareció, se pudo controlar rápidamente. Hoy, si bien no está colapsado el hospital, tenemos un gran agotamiento en recursos humanos tanto hospitalarios como sistema de salud, un cansancio generalizado del personal de salud, de control, de la policía municipal”. 


Hace unos días, existían más de cien activos y el municipio decidió poner mayor énfasis en las actividades de concientización y de sensibilización sobre el coronavirus para que los vecinos respeten los protocolos en lugares de trabajo y espacios públicos. Está comprobado que el mayor contagio se da en reuniones afectivas y lugares laborales, pero no se modificaron los horarios comerciales.


“Nuestra ciudad no escapa a la situación compleja que está viviendo nuestra provincia. Nosotros fuimos con controles estrictos desde el principio de la pandemia, después hubo una relajación y eso hizo que la sociedad se relajara también. Tenemos una guardia que hace concientización en los comercios y se observó una disminución de la circulación y permanencia en lugares que incrementan el riesgo de contagio”.


El hospital, que es regional, cuenta con seis camas para pacientes con covid, pero en caso de necesitarlo hay espacio para preparar 60 camas más. Lo demás continúa funcionando normalmente. Al igual que las otras localidades, ante situaciones críticas, los pacientes se derivan a Rafaela o Santa Fe, según el nivel de complejidad y la ocupación de camas.


“Le pedimos a la ciudad que trabajemos como un gran equipo, entendiendo el agotamiento de todos y el receso económico. Estamos todos en el mismo barco, colaborando para que no colapse el sistema de salud y para cuando le podamos poner fin a esta pandemia podamos seguir estando todos y que no nos falte nadie”.


La ciudad de Ceres tampoco levantó los controles de ingreso a la ciudad, teniendo en cuenta el movimiento de la Ruta Nacional 34. Desde el municipio entienden que ya no estarían teniendo un rol fundamental y el cansancio del personal es elevado.


“No hemos levantado los controles de ingreso y hay un agotamiento físico y mental de la gente que está en control y prevención. Se vienen las temperaturas altas, por eso presentamos en la junta del Comité Departamental un petitorio para levantar en noviembre los controles y esa gente abocarla a la toma de conciencia dentro de la ciudad”.

 

Suardi, con 11 positivos activos


En esta ciudad, lamentablemente, la enfermedad se llevó la vida de una señora mayor de edad. A los casos que se suman en el reporte diario, el pasado viernes una señora se descompensó, fue trasladada al hospital Jaime Ferre de Rafaela y allí falleció de coronavirus.


El intendente Hugo Boscarol pidió a la población responsabilidad y que los vecinos se cuiden tomando todos los recaudos necesarios para no contagiarse. 


“Acá hubo un antes y después. Estábamos acostumbrados a tener una vida libre hasta que se vino todo esto y empezamos a tener un ritmo de vida distinto. Es un cambio a nivel mundial, que tenemos que adaptarnos todos, nadie está exento. Nosotros trabajamos junto con el comité de crisis y con todos los profesionales de la salud como farmacéuticos, bioquímicos y médicos. Decidimos que en el hospital se va a internar a la gente que tenga coronavirus positivo y pacientes con otras enfermedades en la clínica privada. La capacidad de respuesta hoy es buena en salud, estamos preparados para eso”.


El hospital de Suardi cuenta con 15 camas para covid y el municipio reservó un hotel para que los vecinos de bajos recursos y presenten síntomas puedan realizar el aislamiento allí. Además, en un salón del Club Deportivo Suardi prepararon 27 camas de manera preventiva. 


Aquí tampoco se levantaron los controles de ingreso, está en etapa de evaluación y la decisión final la tomarán en el Comité Departamental. Seguramente Suardi, Ceres y San Cristóbal se pondrán de acuerdo para concretarlo en las próximas semanas. 


“San Francisco ya levantó todo, Morteros está por hacerlo, sabemos que el gasto que ocasiona a los municipios es grande y al virus ya lo tenemos dentro de la comunidad. Lo estamos analizando en conjunto, porque de hacerlo, tenemos que hacerlo todos en el departamento”.

 

San Guillermo: 6 positivos activos


Con un total de 18 casos confirmados desde que comenzó la pandemia, San Guillermo también tiene una persona fallecida por coronavirus. Días atrás, un hombre debió ser internado por problemas cardíacos en otra localidad y en el hospital fue donde se contagió. Al ser visitado por un pariente cercano, toda la familia sanguillermina se contagió.


Esta ciudad fue la última en confirmar el primer caso de covid, registrado el día 9 de octubre. 
La intendenta Romina López detalló que “todos los casos tienen el mismo nexo epidemiológico y la problemática que nos surgió es que ingresó dentro de Samco que afectó al director, vicedirectora, enfermeras y personal administrativo. Llega por una persona que visita a un familiar en otra localidad, se contagió, contagió a la mujer, a los vecinos y la vecina contagia a los médicos. Todo viene por una misma línea epidemiológica, lo que nos da tranquilidad que el virus no está circulando”.


El Samco local cuenta con 11 camas para casos leves de coronavirus y tuvieron pacientes internados en el lugar y otros que fueron derivados a hospitales de mayor complejidad, por la gravedad de su estado. 


“Es buena la capacidad de respuesta, tenemos muchos médicos, si bien nos agarró de sorpresa y nos pasó que entró en el Samco nos sirvió para detectar los errores y las cuestiones que nos faltaban. Hemos comprado test rápidos y lo más importante es que los médicos saben cuándo tienen que derivar y da tranquilidad que el equipo está trabajando bien”.


A diferencia de las otras ciudades del departamento, tras cumplir los 200 días de cuarentena sin casos positivos, en San Guillermo se levantaron todos los puestos de control. Desde el municipio y grupo de trabajo entendieron que ya no tenía más sentido y que provocaban una falsa sensación de seguridad. Por eso, decidieron cambiar el destino del dinero e invertirlo en salud, por ejemplo, adquisición de aparatología e insumos, entre otras cuestiones.


“Dejamos de gastar recursos humanos, psicológicos y económicos en los puestos que ya no cumplen esa función y contener cuando tengamos un caso. Hoy no hemos tenido nada que nos indique que haber levantado los controles generó casos en San Guillermo, la gente está siendo responsable y está cuidándose con esa libertad de circular. El virus ya está en todas las ciudades del departamento, me parece absurdo y estoy convencida de la decisión, porque los colectivos y aviones van a empezar a circular”.

Continuar Leyendo



Accedé a más noticias de Regionales