×

Testigo clave en el juicio oral

Causa Baigoría: expectativa por la llegada de un alto jefe de Gendarmería

El tribunal Oral Federal aguarda para este jueves, el relato del comandante principal Raúl Alberto Sangiuliano, quien estuvo a cargo de gran parte de la investigación en la que se desbarató una organización criminal mixta.


Ampliar [+]

Con gran expectativa el Tribunal Oral Federal(TOF) de Santa Fe aguarda la llegada del comandante principal de Gendarmería Nacional, Raúl Alberto Sangiuliano, quien este jueves debe presentarse a declarar como testigo en una causa por narcotráfico, que tiene como imputados principales a un sargento de policía de la provincia y a un joven empresario con vínculos familiares con el clan rosarino de los Paz.

 

La llegada de Sangiuliano a los estrados de San Jerónimo y Primera Junta está prevista como apertura de la cuarta semana de juicio, que se celebra cada jueves y viernes, desde el pasado 8 de octubre.

 

El debate, cuya particularidad radica en ser presencial/virtual, tiene a nueve imputados en el banquillo, que siguen el hilo de las declaraciones por teleconferencia desde sus respectivos centros de detenciones, en Piñero, Coronda, Las Flores, la Unidad U-5 de Mujeres de Rosario y la Delegación local de la Policía Federal.
 

Testigo clave

Los jueces José María Escobar Cello -presidente-, María Ivón Vella y Luciano Lauría, citaron para este 29 de octubre a las 8 de la mañana al comandante Sangiuliano, quien al momento de iniciada la investigación, luego denominada “causa Baigoría”, estaba a cargo de la Delegación Santa Fe de la Gendarmería Nacional y tuvo un rol preponderante en las tareas de inteligencia llevadas a cabo bajo las órdenes de la Justicia Federal.

 

Actualmente, el alto jefe de la fuerza nacional se desempeña al frente del Escuadrón de Operaciones Antidrogas de GNA, según confirmaron desde el organismo.

 

Primera semana

En la primera semana de testimoniales (15 y 16 de octubre) declararon cinco personas, todos miembros de las distintas fuerzas de seguridad que intervinieron en los procedimientos. Así, pasaron dos federales, dos gendarmes y un integrante de la policía provincial.

 

Consultados por el fiscal general Martín Suárez Faisal, los testigos de Policía Federal relataron como se inició la causa, a partir de una pesquisa en 2015 en busca de un distribuidor barrial de estupefacientes de apellido Cepeda, en el barrio El Chaparral de Santo Tomé, del que luego se supo que estaba en pareja con una mujer de apellido Castagnino, que resultó ser cuñada del sargento de policía Edgardo Oscar Baigoría, principal acusado en este juicio oral.
“Ese es el inicio de la causa, de ahí el interés por la conexión”, expresó una fuente judicial que encadenó dicho evento con una serie de viajes en los que Baigoría y Cepeda cruzaron fronteras juntos en el 2015, según surgió de informes migratorios.

 

Aunque hubo una incipiente intervención de la Policía Federal, la causa fue trabajada de manera conjunta por la Delegación Antinarcóticos de la policía de Santa Fe y sus pares locales de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales (UESPROJUD) de Gendarmería Nacional.

 

Segunda semana

A la semana siguiente (22 y 23 de octubre), se esperaba la presencia de otros cuatro gendarmes, dos de los cuales no pudieron estar en la sala dado que no se encuentran en la ciudad, por lo que podrían ser entrevistada por teleconferencia.

 

Los dos restantes fueron entrevistados en relación a uno de los allanamientos realizados el 4 de abril de 2018, en este caso, en una casaquinta de la calle Amanecer, en jurisdicción de Colastiné, donde fue detenido uno de sus camaradas, el “Perro” Damián Omar Sosa, quien junto con sus pares Jorge Britos y Santiago Alejo se encuentran acusados por encubrimiento agravado.

 

El viernes pasado los participantes del debate escucharon otras tres exposiciones. Frente al tribunal estuvieron dos gendarmes, uno de los cuales también se refirió al allanamiento de calle Amanecer de abril de 2018, pero al igual que la mayoría de sus pares, se mostró renuente a recordar y brindar precisiones, se cree que porque tres de sus camaradas se encuentran implicados en la causa.

 

Lo mismo sucedió con el último testigo uniformado, que fue requerido por un allanamiento en pasaje Irala, donde se secuestró gran cantidad de estupefaciente en una propiedad del matrimonio que componen el “Viejo” Osvaldo Ramón Salva y la “Mary”, María Estela Castillo, ambos acusados de vender la droga que proveía Baigoría y su consorte de causa Emanuel Maximiliano González. La última fue una ciudadana común, llamada como testigo e actuación en uno de los procedimientos.

 

Tercera semana

En total, hasta el momento el tribunal escuchó a la primera decena de deponentes, -sobre un total de 166 convocados-, por lo que se prevé que el debate se extienda hasta el primer trimestre del año próximo.

 

Tenés que leer

Causa Baigoría: Comenzó el juicio oral y semi virtual

 

 

Para este jueves y viernes, además del comandante ppal. Sangiuliano, se aguarda la presencia del primer alférez César Díaz, que estuvo al frente de la parte operativa de los allanamientos de barrio Barranquitas en 2018; dos testigos de actuación cuyos nombres no trascendieron; un sargento y tres cabos de GNA que también intervinieron en los procedimientos de las propiedades de la familia Salva-Castillo.

 

 

Nueve acusados

Un total de nueve personas se encuentran detenidas y están siendo juzgadas por delitos de narcotráfico en el marco de la causa Baigoría. Ellos son: Baigoría y González, en su carácter de jefes de la organización delictiva; un misionero de 41 años, acusado por el transporte de 4 kilos de cocaína en 2017 (Jorge Ramón Correa); tres vendedores barriales de Santa Fe y Santo Tomé (Estela Maris Castillo, Osvaldo Ramón Salva y Cristian Mansilla); y tres gendarmes señalados como presuntos encubridores (Damián Sosa, Santiago Alejo y Jorge Britos).


Por Juliano Salierno
Continuar Leyendo



Accedé a más noticias de Sucesos