Vignatti fue al entrenamiento y se le "plantó" a los jugadores

Los “coletazos” del mal momento futbolístico en Colón

“Si alguno está disconforme, me lo dicen y en diciembre está el contrato a disposición para rescindirlo”, fueron, palabras más, palabras menos, lo que el presidente le habría dicho a los jugadores. Fuertes baraja y da de nuevo para ir el domingo a Tucumán.


¿Se habrá arrepentido? Seguramente, el motivo por el que Correa pidió hablar es porque se rectificará de las declaraciones que efectuó el sábado, luego de la calentura de su expulsión y la derrota ante Unión de Sunchales. En el vestuario no pudo serenarse. Todo lo contrario, se “calentó” más y dijo lo que dijo.Mauricio Garín

El Litoral

 

El presidente de Colón se paró delante de los jugadores y fue claro y contundente. Palabras más, palabras menos, le dijo que aquél que no se sienta conforme o que quiera irse, tiene el contrato a disposición para rescindirlo en diciembre. ¿Por qué esta reacción del presidente?, por varios motivos: 1) las declaraciones de Javier Correa (dijo que “los dirigentes tienen que hacerse cargo y también deben ponerse la camiseta”); 2) las malas actuaciones ante Unión de Sunchales; 3) posiblemente algún efecto residual de la salida de Domínguez.


¿Qué se desprende de todo esto?, que Vignatti quería ganar la Copa Santa Fe. Y que han pasado cosas en los últimos tiempos, que al presidente no le cerraron bajo ningún punto de vista. La manera en que San Lorenzo eliminó al equipo de la Copa Argentina (en un partido que se ganaba 2 a 0); la forma en que Junior lo eliminó de la Sudamericana (en una serie que era “pasable”); los partidos que se perdieron o no se pudieron ganar en la Superliga y que eran favorables (Huracán, Rosario Central y Estudiantes), que hicieron que Colón tuviese hoy varios puntos menos de los que podría tener; más estas dos derrotas ante un equipo del Federal A y semiprofesional, como Unión de Sunchales, que no sólo lo superó futbolísticamente sino que le ganó los dos partidos y le convirtió 6 goles.


Este es el peor momento futbolístico en mucho tiempo a esta parte en Colón. Y es una crisis que se debe atacar a tiempo para que no complique más el panorama. Algo de esto expresaba El Litoral en la víspera, respecto de que Vignatti atraviesa su hora más complicada, que quizás no tenga ni punto de comparación con otras que vivió como presidente desde 1992, pero que en este último proceso, sin dudas, es la que más atención merece.


Por eso su presencia en el entrenamiento, que, dicho sea de paso, tuvo la ausencia ya justificada de Esteban Fuertes y fue dirigido por el profesor Alejandro Mur. El Bichi regresa y se hace cargo del trabajo futbolístico, que seguramente será extenso en esta semana para ir encontrando opciones que le permitan llevar lo mejor a Tucumán.


Hay una frase del entrenador interino que dejó una sensación exacta de cuál es su principal preocupación futbolística: “A este equipo le marcaron 10 goles en los últimos tres o cuatro partidos”, dijo. Para ser más precisos, desde el encuentro con Huracán, fueron 11 en cinco partidos.


Este puede ser un buen punto de partida para entender con qué idea irá a la Ciudadela tucumana, un escenario ícono en la historia sabalera (allí fue el inolvidable gol de Chupete Marini que le empezó a dar el ascenso a Colón en 1995).


Contra Unión de Sunchales, el Bichi modificó el esquema que traía con Domínguez. En el partido de visitante, jugó con un 4-3-1-2. En el cotejo del sábado, con un 3-5-2 o 3-4-3. Para ir a Tucumán, luego de estas malas experiencias, es factible que se vuelva a parar con un 4-1-4-1 como lo venía haciendo con Domínguez.


Hablar de nombres es prematuro, pero se entiende que Toledo y Escobar volverían al equipo y que Fuertes deberá decidir cuáles de los centrales está mejor para que sean los titulares. En el medio, casi con seguridad estarán Fritzler, Estigarribia y Zuculini, mientras que Correa se anota como el integrante más ofensivo del equipo.

 

En micro

 

El plantel sabalero partirá el viernes a las 22.30 con destino a San Miguel de Tucumán en micro. La llegada al Jardín de la República está previsto para el sábado, entre las 7 y 8 de la mañana. Seguramente habrá un trabajo de activación muscular allí y tiempo suficiente para el descanso. El partido es el domingo a las 19.20.


¿Se rectificará Correa?

 

Está previsto que Javier Correa vuelva a hacer declaraciones, luego de lo que dijo el sábado después de la derrota ante Unión de Sunchales, cuando “ninguneó” a la Copa Santa Fe, le restó toda importancia, dijo que el partido había tenido visos de amistoso y criticó a la dirigencia.


El jugador prometió que iba a volver a hablar del tema y es probable que se rectifique o brinde explicaciones de sus dichos. Esto sería el jueves, cuando está previsto que el plantel hable con la prensa.

Accedé a esta Noticia...


+ Actualidad Sabalera

Accedé a más noticias de Actualidad Sabalera