Pignata se entusiasma con un triunfo del PJ en la ciudad y en la provincia

De cara a las elecciones de 2019

El presidente del Concejo se reunió con el titular del Partido Justicialista provincial, Ricardo Olivera. Hablaron de armar cuadros más jóvenes dentro del PJ. Y de estrategias electorales, para un justicialismo dividido en diversos sectores. Internas seguro, pero con la vista atenta en una “concertación” para las generales.


Reunin. El presidente del Partido Justicialista, Ricardo Olivera (der.), junto a Sebastin Pignata.Gentileza

El Litoral | area@ellitoral.com

 

Una foto política puede decir muchas más cosas que lo visualmente evidente: el registro gráfico entre el presidente del Concejo, Sebastián Pignata, y el titular del Partido Justicialista provincial, Ricardo Olivera, muestra un retrato de Eva Duarte en el centro del punto focal, y un mate que pareciera amenizar una reunión de “concertación”. La foto fue sacada en la sede del PJ, donde se produjo el encuentro. El mensaje es claro: el partido, dividido en distintos sectores -con cercanías dispares- debe dialogar.


“Ricardo (Olivera) es una suerte de articulador de ese diálogo interno entre todos los sectores del PJ. Está hablando con los actores partidarios casi a diario”, dice Pignata, en diálogo con El Litoral, quien pertenece al grupo de UPCN, que va a jugar en las elecciones de 2019. Pero también asoman la cabeza el perottismo, María Eugenia Bielsa, Silvina Frana, el NES -que lidera la diputada nacional Alejandra Rodenas-; y dentro del kirchnerismo la figura de los legisladores nacionales Agustín Rossi, Marcos Cleri, María de los Ángeles Sacnun. En la ciudad, el sector Santa Fe Vale (también kirchnerista) ya recorre los barrios. Hay otras agrupaciones también, más de base.


El abanico se abre, las posibilidades de formar un gran frente único justicialista se cierran, y hay que empezar a conciliar y definir estrategias político-electorales frente a las elecciones del año próximo. En la ciudad se renueva el cargo de intendente y de nueve bancas en el Concejo, cinco de las cuales son de concejales del PJ. “Lo más lógico creo que será definir todo en las internas (las Paso) y, a quien gane, apoyar luego desde todos los sectores. Por eso pensamos más en las elecciones generales: la vista está puesta ahí”, proyecta Pignata.


Cinchando todos el carro en las generales


“Con el presidente del Partido Justicialista hablamos básicamente sobre tres ejes centrales: el cronograma electoral que se discutirá en el Congreso Partidario (a realizarse en diciembre); las posibilidades de un triunfo en la provincia y sobre esto, ver las internas dentro del partido, que serán positivas porque (las Paso) les da posibilidad a los distintos sectores del PJ, para luego apoyar todos juntos al sector (que las gane). El tercer punto fue la necesidad de formar cuadros más jóvenes dentro del peronismo, algo que me pareció muy bueno”, dice Pignata.


—Hoy se habla mucho del “panperonismo” (el peronismo no necesariamente kirchnerista) y viendo el cuadro completo del partido hoy, hay muchos sectores de diversas extracciones. ¿Se puede pensar en un diálogo concertador con ese sector que representa a Néstor y Cristina, mirando las generales?


—En la reunión se habló de esto. Yo creo que sí, Olivera me confió que está hablando con (Omar) Perotti, con Bielsa, mucho con (el diputado provincial) Leandro Busatto. También con referentes nacionales del kirchnerismo. Le planteé que era necesaria una interna dentro del partido, no porque no haya coordinación entre los sectores más importantes, sino porque ninguno debe quedar afuera. Esto en función de que un triunfo del peronismo en la provincia se puede llegar a dar.


Y en la ciudad creo que va a pasar lo mismo: habrá precandidatos que representarán a cada uno de los sectores del partido. Luego de las internas, el resto acompañará al más votado. La estrategia está planteada no en función de las internas sino de la elección general. Aquí aparece como central el rol articulador de Olivera, hablando con todos los sectores.


Pignata no dio nombres (“dentro de nuestro sector, se resolverá a nivel interno los precandidatos”); admitió que sus pretensiones políticas personales están sujetas a las decisiones orgánicas y finales del partido. Pero sí confesó: “Quiero seguir de momento siendo el presidente del Concejo”. La sesión preparatoria (donde se reeligen presidente, vice 1º y vice 2º del Legislativo local) será el 7 de diciembre. 


Chances locales


—En la ciudad, además de la intendencia, se renuevan nueve bancas en el Concejo, cinco de las cuales son del bloque PJ. ¿Cómo ve usted las chances del partido a nivel local?


—Respecto del Concejo, será difícil retener esas bancas nuestras. Lo mismo le va a pasar seguramente al FPCyS, que renueva varias bancas también (tres de seis). Yo veo muy bien al PJ para la intendencia. Y de llegar nuestro partido al Palacio Municipal, lo más urgente que deberá hacerse será poner las prioridades reales antes que otras cosas. Esto es: la situación socioeconómica de la gente, las obras que faltan en los barrios. Trabajo, economía y obra pública.


Hoy tenemos el problema de la falta de trabajo, que a la gente no le alcanza para llegar a fin de mes. Hay que hacer mucho más de lo que se está haciendo ahora para mantener los comercios abiertos y el laburo de los ciudadanos. Las prioridades serán centrales, porque la verdad que se siente bastante malestar en muchos barrios de la ciudad. Quizás por cansancio de esta gestión, quizás porque pasan los años y muchas obras quedan postergadas o no se hacen.


Y además, creo que el próximo intendente deberá reforzar los vínculos institucionales, tanto con el Concejo como con el gobierno provincial. Las crisis son también oportunidades, y los santafesinos podemos pararnos frente a la provincia como una verdadera capital y empezar a ser centro de una de las ciudades más importantes del país.

 

La relación con Corral


—¿Cómo está hoy la relación institucional con el intendente José Corral? Cuando asumió la presidencia el año pasado, el diálogo entre el Ejecutivo y el Legislativo local estaba prácticamente fracturado. Recientemente se lo ha visto junto a él en fotos...


—Es cierto, cuando asumí la presidencia teníamos problemas económicos con los salarios de los empleados y asesores que trabajan en el Concejo. El Ejecutivo no nos remitía las partidas que nos correspondían por presupuesto.


Después de las elecciones de 2017, la relación cambió: eso no quiere decir que dejé de pensar lo que pienso respecto de Corral, pero cambió porque la composición del Deliberativo (con tres bloques políticos representativos) ameritaba que el intendente revea su posición de negación para con nosotros. Entonces, empezó a tener más diálogo con los bloques. Desde lo institucional, es positivo.


Hay tres sectores políticos bien representados; antes, cuando el oficialismo tenía mayoría se aprobaba todo lo que quería el intendente. Eso es muy bueno para la ciudadanía. Creo que el próximo Concejo va a quedar con esa representación tripartita, y va a haber que consensuar mucho.

Accedé a esta Noticia...


+ rea Metropolitana

Accedé a más noticias de rea Metropolitana