Caso Baraldo: siguen declarando los testigos de la defensa

Juicio oral


Luis Cetraro

Joaquín Fidalgo | jfidalgo@ellitoral.com


Declaró este martes un nuevo testigo de la defensa en el juicio oral que se sigue adelante contra Víctor Hugo Baraldo, su esposa Nidia Noemí Morandini y el hijo de ambos, Juan Pablo Baraldo, acusados de abusar sexualmente de un niño, nieto de los primeros y sobrino del segundo.


Los delitos habrían ocurrido cuando el menor de edad (que hoy es adolescente) tenía entre 6 y 9 años, en la ciudad de Esperanza y fueron denunciados por la madre del pequeño (hija y hermana de los imputados, respectivamente), meses después de la última presunta agresión contra su hijo.


El último en prestar su declaración ante el Tribunal (integrado por los conjueces Jorge Luis Silva -presidente-, Alfredo Martín Olivera y Néstor Darío Pereyra) fue el abogado Hugo Alejandro Haimovich, quien integró las dos juntas especiales de salud mental de la Dirección de Salud Mental de la provincia que analizaron los perfiles psicológicos de los abuelos de la presunta víctima.


En ambos casos, estos equipos interdisciplinarios llegaron a la conclusión de que tanto Víctor Hugo Baraldo como su esposa Nidia Noemí Morandini no presentaban características de personalidad compatibles con los graves delitos por los que están acusados en el caso.


Durante la actuación de las juntas, fueron llamados a entrevistas tanto la madre del niño como su padrastro, quienes grabaron de manera oculta las entrevistas.


En los informes se encuentran detalles que fueron duramente cuestionados tanto por el fiscal Omar de Pedro como por los abogados de la querella, Carolina Walker Torres y Martín Risso Patrón.


Entre otras cosas, cuestionaron que las entrevistas no se condicen con algunas conclusiones de los profesionales de la junta y sugirieron que éstos pudieron tener una animosidad en el caso, teniendo en cuenta que la máxima autoridad que los guiaba en ese momento en la dirección de Salud Mental era familiar directo de un alto directivo de una poderosa empresa esperancina, donde trabajaban Morandini, la madre del niño y el padrastro.


Nuevamente, este miércoles debió intervenir para poner orden y llamar a las partes a que no se produzcan discusiones “personales” dentro del recinto. Esto ocurrió cuando el defensor Eduardo Jauchen volvió a denunciar que la fiscalía había ocultado pruebas, por lo que hizo reserva de nulidad “de la acusación, de todo el caso y de la sentencia que se emita”; mientras que el fiscal Omar de Pedro volvió a pedir que tome intervención el Tribunal de Ética del Colegio de Abogados por “falso testimonio” y “mala praxis” de la defensa.


En varias oportunidades durante su testimonio, Haimovich explicó que en el informe quienes hicieron los aportes vinculados con los perfiles psicológicos de los imputados fueron sus compañeras de la junta, especialistas en psicología y psiquiatría. No obstante, para explicar los detalles del segundo informe, el referente a Nidia Noemí Morandini, sólo él fue convocado por la defensa para el juicio.

 

Continuar Leyendo...


+ Sucesos

Accedé a más noticias de Sucesos