Ismael Nafría estará en Santa Fe para participar de Mediapolis

"Las máquinas no van a reemplazar el trabajo periodístico de calidad"

El periodista español experto en medios y autor de “La reinvención del New York Times” habló con El Litoral sobre el desafío que tienen hoy los medios tradicionales y los periodistas: “Están inmersos en una crisis que tiene varios frentes abiertos: el modelo de negocios, la audiencia y la credibilidad”. ¿Cómo conservar la esencia, adaptándose a los cambios que produjo la digitalización?


Ampliar [+]

Lía Masjoan | lmasjoan@ellitoral.com | @lmasjoan

 


Invitado por la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU, sede regional Santa Fe) y por el Instituto de Estudios Superiores (IES), el reconocido periodista y consultor catalán especializado en medios digitales, Ismael Nafría, estará la semana próxima en la ciudad de Santa Fe para participar de la cuarta edición de Mediapolis, el simposio sobre Periodismo Digital y Nuevas Tecnologías. En una entrevista exclusiva con El Litoral, el autor del libro ‘La reinvención del New York Times‘ contó las claves por las que los medios deben reinventarse hoy, muchas de las cuales serán abordadas en Mediapolis, por el conjunto de disertantes que lo acompañarán.

 


— ¿Cómo analiza la realidad de los medios hoy, inmersos en lo digital? ¿Por qué debe reiventarse hoy un medio? ¿Qué están haciendo bien los que le están encontrando la vuelta?


— Los medios tradicionales viven inmersos en una crisis que tiene varios frentes abiertos. Por un lado, una crisis de modelo de negocio, con la publicidad a la baja y la necesidad cada vez más urgente de buscar nuevas vías de ingresos, que llegarán fundamentalmente de los usuarios. Por otro lado, una crisis de audiencia, con cambios radicales en los hábitos de consumo informativo, que es cada vez más digital y más móvil. También existe una crisis de credibilidad que sólo puede solucionarse haciendo un gran periodismo para volverse a ganar la confianza de los usuarios. El entorno digital también ha traído cambios en el modo de trabajar de los profesionales, en la manera de ejercer el periodismo, en las habilidades que son necesarias para realizar un buen trabajo periodístico. Por todo ello, y por algunas otras razones, es impensable pensar que un medio pueda seguir siendo como era hace una o dos décadas, o que pueda seguir actuando como si nada hubiera pasado. Y es aquí donde veo la necesidad de “reinventarse” como medio, para seguir ejerciendo el papel que corresponde a los medios, pero en un entorno absolutamente distinto. Los medios que están sabiendo encarar correctamente estos cambios, como es el caso de The New York Times que explico en mi libro “La reinvención de The New York Times”, han sido capaces de conservar su esencia el trabajo periodístico de calidad- pero adaptándose a todos los cambios que se han producido en su entorno debido a la digitalización.

 


— Ud. que ha investigado en profundidad el proceso del NYT ¿Cree que el diario papel tiene fecha final? ¿Qué deben hacer los diarios durante esta transición y en medio de la revolución digital?


— Parece claro, viendo la tendencia de las últimas dos décadas y los cambios en los hábitos de consumo, que el diario de papel sí tiene una fecha final, aunque ahora mismo sea imposible predecir en qué momento llegará. Estamos ya viendo cambios importantes que van en esta dirección, como la reducción o incluso eliminación en algunos casos de las ediciones de lunes a viernes, mientras el fin de semana se mantienen periódicos mucho más sólidos. Creo que la mejor estrategia es tratar de mantener el máximo tiempo posible en las mejores condiciones posibles las ediciones en papel, siempre y cuando sigan aportando realmente ingresos al negocio, pero realizando al mismo tiempo una apuesta clarísima y muy contundente por el producto digital, que es el único que puede crecer y que será el que en el futuro mantendrá la actividad económica del medio. Los diarios deben realizar esta transición sí o sí, y cuanto antes la emprendan, mejor.

 

 

Tenés que leer

Se viene la IV edición de Mediapolis

 

 

 

 

— ¿Qué posibilidades se abren para los periodistas, para los nuevos y para los que están hace años en la profesión? ¿Cómo es hoy el perfil profesional que se necesita en una redacción moderna?


— Yo creo que para los periodistas se abren grandes posibilidades en varios ámbitos. Por ejemplo, en el de los recursos para contar historias interesantes para la audiencia: el entorno digital ofrece grandes y nuevas posibilidades que no podemos dejar pasar. También son mucho mayores las posibilidades de conectar directamente con la audiencia, lo que abre un sinfín de oportunidades para informar mejor. En mi opinión, la esencia del periodismo seguirá siendo la misma: desvelar y contar historias relevantes para la audiencia y para la sociedad en su conjunto. Pero lo que está cambiando es el modo de hacerlo, y aquí es donde es necesario que los periodistas actualicen sus habilidades profesionales. Hoy, en una redacción moderna, existe una larga lista de nuevos perfiles profesionales que son necesarios para realizar un producto informativo digital en condiciones. Por ejemplo, en el campo del desarrollo de la audiencia, o de la analítica web, o de la producción multimedia, o de la creación y gestión de producto, o de las nuevas fórmulas narrativas

 


— Se habla mucho de la automatización de diferentes procesos, ¿incidirá en el periodismo del futuro? ¿Qué tipo de destreza o preparación deben tener (o no deben perder) los periodistas para no ser reemplazados por una máquina?


— Yo estoy convencido de que las máquinas no van a reemplazar el trabajo periodístico de calidad, aquel que requiere claramente de la intervención de profesionales que buscan información en las fuentes, la valoran, la analizan, construyen una historia, la explican bien... todo esto no lo va a hacer una máquina. Lo que las máquinas sí pueden hacer, y no veo ningún problema en que así sea, es realizar tareas repetitivas y tediosas que, realizadas por una persona, no aportan un valor diferencial y en cambio consumen mucho tiempo. Ya sea la presentación de los resultados económicos de una compañía, la activación de una alerta informativa por actividad sísmica o una breve ficha de una competición deportiva. La inteligencia artificial puede ser un buen apoyo para el trabajo de un buen equipo de periodistas, y no veo ningún problema en que eso suceda. Al contrario, puede liberar energías para tareas mucho más relevantes e interesantes. Y si un medio se quedase únicamente con el trabajo de las máquinas, estoy convencido de que perdería su alma y su razón de ser, y también el favor de su audiencia.

 


— Durante las últimas décadas, los medios digitales acostumbraron a las audiencias a recibir todo gratis ¿Cómo se sale de ese negocio, que a la vez es servicio, inviable?


— Eso ya está cambiando en muchos países, donde cada vez son más los medios que han entendido que ese no era el camino adecuado y han empezado a contar con los ingresos de los usuarios para sufragar su actividad a través de suscripciones digitales o membresías. El único modo de cambiar algo a lo que se han acostumbrado las audiencias es... cambiándolo. Y explicarlo muy bien, pero con convicción, con convencimiento. Y evidentemente, ofreciendo productos y servicios informativos que merezcan la pena. Creo que los medios deben parar un momento, analizar qué están haciendo, hablar con su audiencia, ver dónde está realmente el valor que aportan, y apostar de manera muy decidida por eso, porque es lo único que hará que su audiencia esté dispuesta a apoyarlos. Y son cada vez más los medios que han sabido dar ese paso, que no es fácil, está claro, pero me parece absolutamente imprescindible para tener un futuro.

 

La inteligencia artificial puede ser un buen apoyo para el trabajo de un buen equipo de periodistas, y no veo ningún problema en que eso suceda. Al contrario, puede liberar energías para tareas mucho más relevantes e interesantes.

 

 

El 26 de septiembre
Newsletter, “la renovada arma secretar de los medios digitales”


 

— ¿Cuáles son los objetivos del taller de 6 horas que brindará en Mediapolis?


— El principal objetivo es que los participantes descubran las enormes posibilidades que tienen los newsletters como producto periodístico con personalidad propia, que conozcan buenos ejemplos y buenas prácticas en este ámbito y que aprendan los elementos básicos para plantear la publicación de un boletín electrónico informativo.

 


— ¿Por qué hay como un “revival” del newsletter?


— Porque es un producto y servicio informativo que, bien utilizado, ofrece una larga lista de grandes ventajas, entre ellas las siguientes: permite un contacto directo y muy personal entre el medio y el usuario, facilita un alto nivel de “engagement” con la audiencia, no tiene el problema de terceras partes que intervengan en el proceso, permite que sea el medio al que va al usuario y no al revés, es un producto solicitado y esperado por el usuario... Una de sus principales fortalezas es que los buenos newsletters se han convertido en oasis que ofrecen refugio y alivio en medio de la vorágine informativa y la saturación de noticias en la que nos encontramos inmersos.

 


— ¿Por qué pueden ayudar a los diarios y a las empresas?
 

— Por ejemplo, porque en sí mismos pueden ser un gran ingrediente de la oferta informativa de un medio. También porque el grado de satisfacción que logran en el usuario puede ser muy alto, y porque aumentan de manera muy destacable el engagement del usuario con el medio.

 


— ¿Cuáles son las claves para fidelizar audiencias?
 

— Ofrecer un producto informativo muy relevante para cada usuario, que atienda realmente a sus intereses, que le permite mejorar su vida de múltiples maneras, que sea realmente diferencial respecto a la competencia, que el medio sepa escuchar de verdad al usuario y descubra maneras de integrarlo en el producto, que el producto informativo se adapte de verdad al modo de consumo del usuario.

 

Accedé a esta Noticia...


+ Área Metropolitana

Accedé a más noticias de Área Metropolitana