La corrida cambiaria no cesa

Pese a ventas del Central

La situación en el mercado es crítica. La presión sobre el peso no se detiene y Caputo apenas consiguió permiso del FMI para seguir quemando reservas por 48 horas.


Archivo

El Litoral | economia@ellitoral.com

 

Tras los anuncios de este lunes, el tipo de cambio siguió escalando: el mayorista saltó casi 4% a ,88. Caputo vendió US$ 358 millones de las reservas para moderar el alza

 

Aquí no ha pasado nada. Eso parece mostrar el recorrido del dólar, que no detiene su escalada pese al plan para alcanzar el “déficit cero” anunciado por el Gobierno y a las ventas de reservas del BCRA.

 

Con el mercado más pendiente de las negociaciones con el FMI, el tipo de cambio minorista avanzó ayer otro 1,8% y terminó a ,69 en el promedio de los bancos que operan en la city porteña, aunque en algunos cerró a o más.

 

En Santa Fe, según el promedio de bancos y casas de cambio, cerró a $ 38,50 y $ 40,50, para la compra y venta, respectivamente.

 

Luis Caputo lanzó dos subastas para intentar frenar es desplome del peso: la primera a las 12 por US$ 100 millones -adjudicó la totalidad- y la segunda minutos antes del cierre por US$ 400 millones -adjudicó US$ 258 millones-; en total volcó US$ 358 millones al mercado.

 

La respuesta parece ser clara. Para los analistas, los anuncios no devolvieron la confianza porque no iban en línea con lo que demandan los inversores.

 

Para Martín Vauthier (Eco Go) lo describió así: “La reacción del mercado parece ser: ‘Te pedí certezas sobre el programa financiero de dólares y la política, me contestaste con una profundización del ajuste en pesos que no te pedí y que te va a licuar políticamente y estás vendiendo reservas escasas sin asegurar más dólares’”.

 

En la misma línea, Nery Persichini (GMA Capital) se sumó al intercambio en Twitter: “Y le agregaría: ‘Encima blanqueaste una recesión de 2,4% en 2018 y estancamiento en 2019 en un contexto de poder de gobernabilidad en baja’. Sin acuerdo político, ¿hay espalda para bancar el desplome de actividad, la caída del salario real y el descontento en ‘la calle’?”.

 

El analista financiero Christian Buteler planteó que el dólar sigue subiendo “porque se duda de poder cumplir (con el déficit cero), se perdió la confianza y recuperar la misma será complicado. Tampoco hubo muchas señales desde lo político; volver a insistir con la crisis internacional, la herencia o los cuadernos, hoy ya está de más. No te creen, por eso se valora tanto cuando algún funcionario habla de errores propios. No hay muchas balas más en el revolver, el FMI era ‘la carta’, US$ 50.000 millones de crédito deberían haber sido suficiente pero los malos manejos y las indecisiones continuaron, lo que agravó la situación. Ahora más que nunca dependemos de un fuerte respaldo del FMI, despejar las dudas de que los dólares estarán, pase lo que pase con el cumplimiento de las metas. Pero las metas habrá que cumplirlas, no por el FMI, sino para poder recuperar esa confianza que se perdió”, advirtió.

 

Respaldo de Trump

 

Fuerte respaldo de Donald Trump. El mandatario norteamericano y Mauricio Macri mantuvieron una charla telefónica. Después, la Casa Blanca emitió un comunicado con palabras del estadounidense. “Confío en el liderazgo del presidente Macri y firmemente lo apoyo en su compromiso con el FMI para fortalecer las políticas financieras y monetarias de la Argentina para impulsar sus desafíos económicos actuales”, añadió.

 

El republicano recordó además que la Argentina “es un socio estratégico histórico de Estados Unidos y un importante aliado extra OTAN”.
 

Optimismo

 

Fernando Izzo (ABC Mercado de Cambios) mostró un punto de vista algo más optimista. “El apetito del mercado en comprar la divisa se va diluyendo debido a la presión de las tasas de interés entre bancos -ayer el BCRA volvió a aumentar la del Ripo en 500 puntos básicos a 65% TNA-. Además, las tasas de descubiertos de los bancos para las empresas siguen subiendo entre 62% y 65% e incluso las empresas comentaron que algunos bancos le hacen firmar ‘en blanco’ el valor de la tasa del préstamo en descubierto, por si la tasa llegara a subir más de lo previsto”.

 

Temores

 

Ayer, el dólar subía en el mundo ante los temores a una posible escalada en el conflicto comercial entre Estados Unidos y China. Esto generó una nueva depreciación de las monedas de los mercados emergentes. Pero, tal como viene señalando este diario, el peso es por lejos la moneda más golpeada a lo largo del año: aquí el tipo de cambio trepó 109% en 2018 y 125,5% en los últimos doce meses.

 

Merval

 

Las crecientes dudas de los inversores sobre el nuevo compromiso del Gobierno de atacar el gasto público y eliminar los temores de un default de la deuda arrastraron a las acciones del sector financiero y energético, que se hundieron hasta más de 10%, y presionaron al índice Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (Byma), que perdió un 4,1%. Las ordenes de venta se vieron influidas además por la decisión de la calificadora Standard & Poor’s (S&P) de bajar la nota a varias empresas que cotizan en la Bolsa.

 

Industria y construcción

 

La industria anotó su tercera caída consecutiva, al ceder un fuerte 5,7% interanual en julio, según el Indec. En el acumulado de los primeros siete meses de 2018 en su conjunto, el estimador mensual industrial (EMI) alcanza el mismo nivel que en igual período del año anterior, por lo que registra una variación interanual de 0%.

 

En tanto, la actividad de la construcción registró en julio una suba del 0,7% contra igual período del año pasado. El acumulado del índice serie original durante los primeros siete meses del 2018 presenta un aumento de 9,3% respecto a igual período del 2017, señaló el organismo. En julio, el índice de la serie desestacionalizada arroja una variación negativa de 2,5% respecto al mes anterior.

 

La recaudación creció 32% en agosto

 

La recaudación tributaria de agosto alcanzó $ 293.418,4 millones, con un incremento interanual del 32,6%. Los buena performance del IVA, Ganancias y el impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente reflejan que todavía no impactó en la caída de la actividad económica, que para el Indec en junio pasado se desplomó 6,7% y dejó a la Argentina al borde de la recesión. 

 

Según informó la Afip, en los primeros ocho meses del año los ingresos sumaron $ 2.154.277,2 millones, con un incremento del 28,6% respecto del mismo período del año anterior. 

 

“El resultado global se vio favorecido por el primer anticipo de Ganancias de personas humanas y Bienes Personales, que ingresó en agosto, mientras que el año pasado se contabilizó en julio. Además, hubo un día hábil más para el Impuesto a los Débitos y Créditos respecto de agosto del año pasado”, remarcó el organismo recaudador.

 

Continuar Leyendo...


+ Economa

Accedé a más noticias de Economa