Santo Tomé perderá más de 4 millones de pesos en este 2018

Tras la quita del Fondo Sojero

La determinación del Gobierno de la Nación impactará en el financiamiento de una licitación pública realizada para ejecutar dos frentes de obras de mejoramiento de calles que ahora carecen de fondos. La intendente Daniela Qüesta adelantó que van a tener que modificar el programa establecido para este segundo semestre. Visualiza un panorama poco favorable para lo que resta del año. 


Desalentador. Así es el futuro que augura la intendente de Santo Tomé, Daniela Qüesta, luego de la eliminación del Fondo Federal Solidario. Archivo

Luis Amsler | santotome@ellitoral.com

 

La sorpresiva decisión del Gobierno de la Nación de eliminar el Fondo Federal Solidario (popularmente conocido como Fondo Sojero), cayó como un baldazo de agua helada para todas las provincias, municipios y comunas del país. El decreto 756 (2018) que normativiza esta medida, termina perjudicando a todas las localidades del territorio nacional, ya que dejarán de percibir esa distribución que se hacía de los recursos provenientes del 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja, destinados a obras de infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial en ámbitos urbanos y rurales. Para Santo Tomé, esto va a significar una pérdida de entre 4 y 4,5 millones de pesos de aquí a fin de año, lo que generará un impacto en una serie de obras que se habían licitado pero que ahora carecen de recursos para su ejecución. 

 

Así lo explicó a El Litoral la intendente Daniela Qüesta, quien recordó que por año estaban llegando por este fondo unos 8 o 9 millones de pesos. Sobre las consecuencias que tendrá esta determinación del gobierno conducido por Mauricio Macri, explicó que estos montos tenían afectaciones específicas, vinculadas a la estructura vial santotomesina. “Nosotros en este momento estábamos financiando una licitación pública con dos frentes de trabajo para el mejoramiento de calles en Santo Tomé, y ahora no tenemos el recurso a partir del cual se definió licitar esos trabajos”, precisó la mandataria local. Esto -aclaró- motivará que se deban reprogramar pagos y actividades “de manera tal de poder honrar los compromisos asumidos”. 

 

Reprogramar

 

En este orden, Qüesta advirtió que semejante novedad llevará a tener que dejar de lado algunas cuestiones que estaban previstas para este segundo semestre del año. “Nuestra administración venía de un proceso en el que hacíamos evaluaciones puntuales de cada contratación, y esto va a modificar el panorama”, aseguró. Para ejemplificar el coletazo que sufriría el municipio, repasó datos duros. “Los recursos del primer semestre del año pasado acompañaban el proceso inflacionario del momento, entonces más o menos podíamos decir que contábamos prácticamente con el mismo dinero y con la recaudación, podíamos comprar lo mismo que adquiríamos hace un año atrás”, especificó. Pero a partir del mes de julio del año en curso, parece que la proyección no es de lo más favorable. 

 

“En el último mes todo se desaceleró, fundamentalmente los recursos de coparticipación nacional, por lo cual no vemos dónde va a estar la compensación que supuestamente llegará, mucho menos ahora con la quita del fondo sojero”, planteó la intendente de Santo Tomé. Luego agregó: “hoy no hay ningún parámetro que indique que ese recurso que estamos perdiendo intempestivamente, sin aviso, de un día para el otro y por decreto de necesidad y urgencia, lo podamos suplir con alguna otra compensación o recurso que ingrese”. Lo cierto es que hoy, la ciudad tiene obras viales licitadas con una fuente de financiamiento que se había establecido por un decreto que creaba el Fondo Federal Solidario y que ahora, desapareció. 

 

 

Continuar Leyendo...


+ Área Metropolitana

Accedé a más noticias de Área Metropolitana