El municipio deberá incorporar personas trans a su planta

Santo Tomé

Así lo resolvió el Concejo Municipal santotomecino a través de la aprobación del proyecto de Cupo Trans. La iniciativa fue impulsada por el edil del bloque Unidad Ciudadana, Rodrigo Alvizo, y plantea disponer de un cupo de 1% en todos los cargos de la administración pública municipal para designar a personas de este colectivo.


Apoyo total. La aprobación del proyecto de Cupo Trans fue por unanimidad. Si bien el Cuerpo Deliberativo de Santo Tomé realizó modificaciones al proyecto original, la iniciativa logró el respaldo esperado.Guillermo Di Salvatore

Luis Amsler | santotome@ellitoral.com

 

Días atrás ocurrió un acontecimiento que para muchos resulta un hecho histórico para Santo Tomé. El Concejo Municipal aprobó el Cupo Trans en todos los cargos de la administración pública. Se trata de un proyecto impulsado por el edil del bloque Unidad Ciudadana, Rodrigo Alvizo, cuyo avance significa un hito en materia legislativa dentro de esa localidad. De esta forma, se logró que el Estado “dé el primer paso en la integración de un colectivo que se encuentra excluido, marginado y con una expectativa de vida que ronda los 35 años de edad”, argumentó el citado legislador. El proyecto aprobado con modificaciones obliga a la Municipalidad a disponer de un cupo de 1 % en todos los cargos de la administración pública municipal para designar a personas trans, con el fin de promover la igualdad real de oportunidades en el empleo público. Esto significa de los 900 empleados permitidos por la ordenanza Nº 3.107/15, que establece ese límite de trabajadores con los que puede disponer la Municipalidad, 9 formarían parte de este colectivo.  

 

Según expresa la normativa sancionada, este porcentaje “abarca el personal de planta permanente, temporario, designación transitoria y todas las modalidades de contratación, e incluye al Estado municipal, sus órganos descentralizados y autárquicos, empresas del Estado o subsidiadas por él y empresas privadas concesionarias de servicios públicos”. En diálogo con Voces del Salado, Alvizo advirtió que el colectivo trans (travestis, transexuales y transgénero) es uno de los grupos más vulnerables y aquejados por la discriminación, sistemáticamente excluidos de todos los ámbitos de socialización y maltratados por los mecanismos de discriminación institucional. “Por ejemplo padecen esto en el acceso a la salud o en el hostigamiento permanente que reciben de las fuerzas de seguridad”, sostuvo luego, y agregó: “La sociedad no ha logrado deconstruir el sentido común heteronormativo que construye culturalmente las identidades de las personas, y pretende asignarles los roles sociales y las elecciones sexuales basados en una vinculación directa con el sexo biológico”.

 

Ganar derechos

 

El proyecto de Cupo Trans fue aprobado por unanimidad, lo que denota el apoyo masivo de los concejales a la propuesta. En este marco, hubo discusiones abiertas sobre el tema y hasta ocuparon la banca Nº 10 (Banca Ciudadana) para que Verónica Velocci, férrea defensora de la causa, se exprese al respecto delante de todos los legisladores santotomesinos. Incluso el subsecretario de Diversidad Sexual de la provincia de Santa Fe, Esteban Paulón, se manifestó al respecto. “La presente normativa supone un necesario paso para generar las condiciones materiales y culturales que vayan adhiriéndose a la inclusión laboral de este colectivo, siendo el municipio mismo el que asuma la responsabilidad de la inclusión de las personas trans en su planta de trabajadores y trabajadoras y propiciando condiciones para que el sector privado revise sus prácticas al momento de la elección del personal”, manifestó Rodrigo Alvizo.

 

Rodrigo Alvizo. El concejal del bloque Unidad Ciudadana fue el impulsor de la iniciativa. Foto: Guillermo Di Salvatore

 

El texto aprobado señala que la autoridad de aplicación de la ordenanza sancionada es el Departamento de Personal, dependiente de la Secretaría de Gobierno, debiendo dar participación a la Coordinación de Políticas de Genero y Violencia Familiar de la Municipalidad. Dentro de sus funciones deberá elaborar un Registro Único de Aspirantes (Rua), además de realizar campañas sobre el respeto a la diversidad sexual en los distintos sectores del mundo laboral, para propiciar ámbitos de trabajo no discriminatorio. Otro de los puntos contemplados en la ordenanza refiere a la creación del Programa de Inclusión Laboral Trans, que será diseñado y supervisado por la coordinación ya nombrada. El mismo deberá promover y garantizar el derecho de las personas trans de trabajar en igualdad de condiciones que los demás, facilitando las herramientas y el acompañamiento necesario para la efectiva inserción laboral. El objetivo de todo esto es igualar las oportunidades de empleabilidad que excedan el ámbito municipal, teniendo en cuenta el proyecto de vida y los saberes y experiencia de cada persona en particular.

 

Alvizo aclaró que para lograr el efectivo cumplimiento de lo previsto en la normativa, las vacantes que se produzcan en la administración pública municipal “deberán ser informadas al Departamento de Personal, para que esta área pueda convocar a las personas inscriptas en el Rua y garantizarles la capacitación y formación”. “La autoridad de aplicación deberá garantizar la publicidad y difusión de las aperturas de instancias, así como los requisitos y características de las mismas en la página web del municipio, medios gráficos y radiales de la ciudad, debiendo remitirles copias a las organizaciones sociales especializadas en la temática”, concluye el texto promovido por el concejal de Unidad Ciudadana.  

 

Libre elección sexual

 

En otro tramo de la charla que Rodrigo Alvizo tuvo con este medio, consideró que más allá de la aprobación del Cupo Trans en la administración pública de Santo Tomé, “ninguna normativa resulta suficiente para que las personas puedan ejercer la defensa del derecho de la libre elección sexual y de la identidad de género, si no existen políticas públicas que garanticen la igualdad de oportunidades y trato”. “Quienes detentan identidades sexo genéricas disidentes a la impuesta por la matriz cultural, siguen siendo objeto de discriminación y estigmatización en muchos niveles, lo cual provoca que el ejercicio pleno de sus derechos en todos los ámbitos sociales y humanos se vean perjudicados”, evaluó el concejal. En este sentido, recordó que la Ley de Identidad de Género no sólo reconoce a estos colectivos sociales como sujetos de derecho, sino que además “visibiliza en la agenda pública los reclamos y reivindicaciones de los colectivos LGTBIQ, los que fueron históricamente privados de ejercerla plenamente”. 

 

 

Continuar Leyendo...


+ Área Metropolitana

Accedé a más noticias de Área Metropolitana