Alemania ganó 2.900 millones de euros con la crisis de Grecia

Informaron desde el gobierno de Merkel

Alemania se convirtió en el mayor beneficiario del rescate financiero de Grecia al ingresar desde 2010 un total de 2.900 millones de euros (3.350 millones de dólares) en concepto de intereses por haber prestado dinero a la economía helena.


Archivo El Litoral

El Litoral

 

Desde hace ocho años, Atenas depende de créditos internacionales. Actualmente está en marcha el tercer paquete de rescate por 86.000 millones de euros, que está previsto que culmine en agosto.

 

Los ministros de Finanzas de la eurozona se reúnen este jueves para debatir posibles alivios de deuda a la economía que más sacudida se vio por la crisis financiera que afectó a Europa.

 

De acuerdo con la respuesta del Ejecutivo alemán a la pregunta formulada por el partido de Los Verdes, desde 2010 Berlín registró ganancias que, en su mayor parte, se derivaron de la compra de bonos griegos en el marco del llamado "Programa de Mercado de Valores" (SMP en sus siglas en inglés) del Banco Central Europeo (BCE).

 

Dichos beneficios, provenientes de operaciones llevadas a cabo por el banco central de Alemania -Bundesbank-, fueron transferidos a los presupuestos generales del Gobierno germano.

 

Una vez conocidas las cifras, el experto en finanzas de Los Verdes, Sven Christian Kindler, conminó a los estados miembro de la eurozona a dar luz verde a un alivio de deuda para Grecia. "En contra de lo que indican los partidos de derecha, Alemania se ha beneficiado mucho de la crisis de Grecia. No puede ser que el Gobierno (alemán) sanee su presupuesto con los beneficios que le reportan los intereses de haber prestado dinero a Grecia", criticó.

 

Desde que se derrumbó su economía en 2010 tras la última crisis financiera, Grecia depende de fondos del extranjero. A cambio de los préstamos, el Gobierno griego acordó realizar profundas reformas y medidas de ajuste que estuvieron acompañadas por huelgas en las calles.

 

La implementación de las reformas financieras es monitoreada regularmente por los acreedores griegos y es un requisito para que el país continúe recibiendo nuevos tramos de ayuda.

 

En la actualidad, Grecia se encuentra inmersa en su tercer programa de rescate, cuyo fin está previsto para agosto de este año. A partir de ese entonces, tras ocho años de ayuda exterior, se espera que la economía del país pueda seguir funcionando de manera autónoma.

 

Con información de dpa.

 

Continuar Leyendo...


+ Internacionales

Accedé a más noticias de Internacionales