Se sintió la inasistencia de Macri en el acto por el Día de la Bandera

Al pie del Monumento

Ninguna presencia fue más importante que la ausencia del presidente Mauricio Macri en el acto del 20 de junio. En una mañana soleada, decenas de autoridades locales y provinciales acudieron al pie del Monumento Nacional a la Bandera. La participación popular, muy escasa.


Sin autoridades nacionales, sólo con el gobernador y funcionarios provinciales y locales, se realizó el acto central por el Día de la Bandera en la ciudad de Rosario.Marcelo Manera

Hernán Álvarez | politica@ellitoral.com

 

La ausencia fue lo más notorio. La inasistencia del presidente Mauricio Macri fue más sentida que la presencia de cantidad de autoridades locales y provinciales en el acto principal a 198 años de la muerte del inolvidable porteño Manuel Belgrano. Como es habitualmente, estuvo la intendenta Mónica Fein. También el gobernador Miguel Lifschitz. Tampoco faltó el presidente de la Cámara de Diputados provincial, Antonio Bonfatti. A su lado, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez. Ministros como Maximiliano Pullaro o Erica Hynes también dieron el presente. Sin embargo, el ausente, el gran ausente fue Macri.


Hasta el martes por la tarde, iba a acudir a la zona donde se enarboló la bandera por primera vez en 1812. Sin embargo, se informó oficialmente que el primer mandatario no vendría por motivos de seguridad. En 2016, Macri acudió al acto. También el año pasado. Esta vez el líder del Poder Ejecutivo nacional brilló por su ausencia en una mañana soleada y apacible, con unos 10º C de temperatura.


Sobre los causas de la inasistencia del presidente, Lifschitz dijo que conversó con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sobre el tema: “Conversamos previamente y yo le manifesté las dificultades que ocasionaba tener una ciudad vallada, extremar las medidas de seguridad que también entendemos lógicas tratándose de la seguridad presidencial. Hubo una idea del gobierno (nacional) que nosotros compartimos de no alterar con medidas de seguridad extremas lo que debe ser un acto cívico”. “Los actos patrios tienen que dejar de ser actos políticos. Tienen que volver a ser lo que fueron siempre, actos institucionales, pero donde estaba totalmente abierta la participación del ciudadano común”, agregó el gobernador.


“Este acto en los últimos años, durante el gobierno anterior (de Cristina de Kirchner) incluso se había ido desvirtuando, politizando. Había dejado de ser un acto cívico para los ciudadanos de Rosario y de la región. Lo importante es volver a recuperar ese espíritu”.


La intendente Fein, en tanto, dijo a los medios: “Queremos recuperar una fiesta de todos los vecinos y vecinas de Rosario. Y que por supuesto pueda alojar a todas las autoridades: nacionales, provinciales, locales”. Luego agregó: “La ausencia del presidente hizo que este acto sea más institucional”.


Poco público


El evento comenzó puntualmente a las 9 de la mañana como estaba previsto con el izamiento de la bandera nacional. Lifschitz y Fein fueron los encargados de enarbolar la insignia patria mientras la agrupación militar 20 de Junio entonaba la tradicional canción Aurora.


Posteriormente, habló la intendenta. Y luego juraron honor a la bandera integrantes de distintas agrupaciones castrenses. El marco no fue multitudinario. Lejos de actos en años previos, muy poca gente se acercó a ver un evento tan tradicional en la ciudad del sur provincial.


Las agrupaciones políticas que se aprestaban a mostrarse en este feriado también se ausentaron. Ningún grupo identificado políticamente se acercó a un Monumento Nacional a la Bandera que no tuvo los andamios que se pudieron ver las semanas previas.

 

Contra el aumento de tarifas


El grupo apolítico Multisectorial Rosario acudió al monumento. Por cuestiones protocolares, sólo llegó a la esquina de Córdoba y 1º de Mayo. Allí se manifestaron contra el aumento en las tarifas de los servicios de gas y luz. Con un volante donde se criticaba el veto de Macri a la ley de congelamiento de precios de esos insumos hicieron sentir su parecer. “Que no nos llamen violentos”, dice una mujer al pasar. “En este momento, las tarifas no son accesibles para el bolsillo de ningún ciudadano. Son impresionantes los aumentos que se están haciendo”, aseguró Rut Pinto, integrante de la agrupación. “Somos un grupo totalmente pacífico. Al ser multisectorial estamos reunidos todos los sectores. Hay gente que es simpatizante del gobierno (nacional) que está participando en forma pacífica. Es una agrupación apolítica. Es una lástima que no haya venido el presidente”, dijo Pinto.


Con respecto a los consejos que le darían al consumidor, la manifestante indicó: “Que nos acompañen. Nosotros no decimos de no pagar. Queremos que la gente pueda pagar, pero un precio justo como dice Defensa del Consumidor”.

Continuar Leyendo...


+ Política

Accedé a más noticias de Política