Al menos dos muertos y 10 heridos en enfrentamientos en Nicaragua

El presidente advirti que no abandonar el gobierno

Al menos dos personas murieron y otras 10 resultaron heridas este jueves en enfrentamientos en la capital de Nicaragua, informó el subdirector de la Policía Nacional, comisionado Francisco Díaz.


dpa

 

Según el portal oficial "El 19", los incidentes ocurrieron cuando desconocidos atacaron con armas de fuego y bombas caseras a simpatizantes del Gobierno que habían participado en una manifestación de apoyo al presidente Daniel Ortega.

 

Díaz dijo que cinco efectivos de la Policía y siete civiles resultaron heridos. Dos de estos últimos, que eran miembros de la progubernamental Juventud Sandinista, fallecieron después, indicó.

 

El jefe policial atribuyó el ataque a "grupos delincuenciales de la derecha" que según dijo también causaron dañoos en el nuevo estadio de béisbol de Managua y volvieron a quemar las instalaciones de la emisora oficialista Nueva Radio Ya.

 

Los hechos ocurrieron después de que presuntos paramilitares atacaran a una manifestación opositora que recorría otra zona de Managua pidiendo "justicia" para los estudiantes muertos en protestas y la renuncia del presidente Daniel Ortega.

 

Foto: dpa

 

Medios de prensa aseguraron que ese ataque dejó una veintena de personas heridas, varias de ellas por disparos de armas de fuego.

 

 

 

Ortega dice que no se irá

 

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, advirtió que no abandonará el Gobierno, al responder a las demandas de sus adversarios que le han instado a retirarse del poder, mientras nuevos incidentes dejaron al menos dos muertos y diez heridos tras una multitudinaria marcha opositora.

 

"Nicaragua nos pertenece a todos y aquí nos quedamos todos", dijo el mandatario, al hablar ante miles de simpatizantes reunidos en una avenida de Managua y referirse así por primera vez a una eventual salida del Gobierno.

 

"Nicaragua no es propiedad privada de nadie, la dueña de Nicaragua somos todos los nicaragüenses, independientemente de nuestros pensamientos políticos, religiosos e ideológicos. Dios nos dio esta tierra a todos", afirmó.

 

Foto: dpa

 

Ortega dijo comprender "el dolor de las madres" que perdieron a sus hijos en los enfrentamientos ocurridos desde abril, pero sostuvo que "ese dolor inmenso no puede llevar a la destrucción de las familias nicaragüenses, no puede llevar a la muerte y a la guerra nuevamente".

 

 

"Estamos viviendo momentos en los que el odio está sacando las uñas", señaló en referencia a las demandas de estudiantes, empresarios y la sociedad civil para que se retire del Gobierno y se realicen elecciones anticipadas.

 

"El odio, el demonio, están sacando las uñas para destruir un país que tenía paz, una Nicaragua que era admirada en el mundo por su capacidad de reconciliación", aseveró.

 

Ortega habló después de que, en otro sector de Managua, cientos de miles de personas, muchas de ellas mujeres vestidas de negro, marcharan pacíficamente para exigir "justicia" para sus hijos muertos y reclamar la renuncia del mandatario.

 

Con información de dpa.

 

Continuar Leyendo...


+ Internacionales

Accedé a más noticias de Internacionales