Víctimas de abusos de un párroco chileno iniciaron sus encuentros con Francisco

En la residencia papal de Casa Santa Marta

El papa está dispuesto a escuchar las sugerencia de cada uno de ellos para "evitar la repetición de tan reprobables hechos", dijo el Vaticano.


DPA

El Litoral

Télam

 

Juan Carlos Cruz, Juan Andrés Murillo y a James Hamilton, tres víctimas de abusos sexuales por parte del párroco chileno Fernando Karadima, iniciaron este viernes sus encuentros con el papa Francisco, en la residencia papal de Casa Santa Marta.

 

"Hoy conversé 2 horas con el Papa. De manera muy respetuosa y franca le expresé la importancia de entender el abuso como un abuso de poder", planteó Murillo en la red twitter pasada la medianoche italiana.

 

"De la necesidad de asumir la responsabilidad, el cuidado y no sólo el perdón. También del postergado rol de la mujer y las comunidades", agregó.

 

El Papa aprovechará la ocasión para "pedirles perdón y compartir su dolor y vergüenza por lo que han sufrido", según anunció esta semana el Vaticano. 

 

Además, Bergoglio está dispuesto a escuchar las sugerencia de cada uno de ellos para "evitar la repetición de tan reprobables hechos", dijo el Vaticano.

 

"Por respeto a lo que nos quiera decir vamos a estar en silencio. Esperamos que sea el fin de la cultura de abusos y encubrimientos en la Iglesia", planteó hoy Cruz en diálogo con los periodistas a metros de la residencia pontificia, donde fueron alojados.

 

"No es fácil estar acá a pesar de que nos han recibido con una acogida muy adecuada", había planteado Murillo antes de ser recibido por Jorge Bergoglio.

 

"Espero que gente como (el cardenal emérito Francisco Javier) Errázuriz vaya desapareciendo; gente que lo único que ha hecho ha sido destruir a la Iglesia y ser tóxico al lado del Papa... así que espero que gente como él, (el Arzobispo de Santiago de Chile, Cardenal Ricardo) Ezzati y los obispos del Bosque sean removidos para siempre", le había dicho Cruz a Télam, en referencia a la dirigencia episcopal chilena, también acusada de haber dado mala información al pontífice.

 

Francisco recibió a Murillo, a Hamilton el sábado, y a Cruz el domingo por la tarde, luego del rezo del Regina Coeli desde Plaza San Pedro.

 

El lunes 30, se encontrarán los tres juntos con Francisco en la residencia de Casa Santa Marta, donde estarán como "huéspedes oficiales del Papa". 

 

También estará en Roma para los encuentros el abogado de las víctimas, Juan Pablo Hermosilla.

 

Luego de la visita de las tres víctimas, está previsto que en la segunda mitad de mayo Francisco reciba a los miembros de la Conferencia Episcopal Chilena, como aseguró en su carta, y se espera que algunos de los obispos implicados en los escándalos de encubrimiento en los casos de Karadima puedan dar un paso al costado.

 

Cruz, Hamilton y Murillo denunciaron que el actual obispo de Osorno, Juan Barros, estuvo presente y encubrió los ataques sexuales de los que fueron víctimas por parte de Karadima, entonces párroco de El Bosque en Santiago de Chile.

 

La visita de las tres víctimas al Vaticano se da luego del giro en la posición de Bergoglio, quien admitió públicamente sus "errores", tras haber rechazado dos veces la renuncia de Barros y de haber reclamado "pruebas y evidencias" de parte de las tres víctimas.

 

Sin embargo, el envío de la misión del fiscal del Vaticano, Charles Scicluna, a Chile en febrero último fue determinante para que el pontífice cambie su posición.

Continuar Leyendo...


+ Internacionales

Accedé a más noticias de Internacionales