El café con los gobernadores

Mirada desde el sur (por Raúl E. Acosta)

Un café del gobernador con cada uno de los 5 ex gobernadores se impone. Y las tres ideas que tienen / deberían tener para salvar Santa Fe.


Por: Raúl Emilio Acosta

 

“El hombre de La Mancha” es un musical con libreto de Dale Wasserman, música de Mitch Leigh y letras de Joe Darion, basado en la obra de texto para la televisión “Yo, Don Quijote”, también de Wasserman. Su trama arranca con el propio Cervantes encerrado en una prisión mientras aguarda una audiencia con la Inquisición española. Según Wasserman, “El hombre de La Mancha” en ningún caso pretende ser una adaptación fiel de la vida de Cervantes ni de su obra maestra.

 

Estrenada en yankilandia la première mundial en idioma español tuvo lugar el 30 de septiembre de 1966 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, sólo un año después del estreno neoyorquino. Dirigido por José Osuna y producido por Justo Alonso y Andrés de Kramer, el montaje estuvo protagonizado por Luis Sagi-Vela como Cervantes/Quijote, Nati Mistral como Aldonza, José Franco como Sancho Panza.

 

Creo que se trata de una de las más perfectas seducciones artísticas, ofertar la locura de Quijote simulando cordura, en rigor la cordura simulando locura junto a la burla de lo real y la sabiduría del libro original que es difícil de alcanzar y, en este siglo, entender.

 

Esto ya es estrictamente personal. Quijote representa al latino, en la Ópera, mucho más que Evita. Uno de sus cuadros musicales (The imposible Dream) ha sido liberado de la obra e interpretado de modo diverso por diferentes cantantes; desde atrevidos y aventureros, algunos con excepcionales voces. En castellano empieza con este primer verso:“Con fe, lo imposible soñar...”. Y luego, en la segunda parte ataca en el primer verso con: “...Soñar, lo imposible soñar...”

 

Opereta santafesina

 

Caballeros damas y niños: tengo un sueño imposible que sería el puntapié inicial de una verdadera reconciliación provincial que nos aparte de la dependencia porteña a la que todos, de un modo u otro, tuvieron / tenemos que aguantar.

 

La provincia de Santa Fe tiene, desde 1983, los siguientes gobernadores para exhibir: al CPN José María Vernet, al médico Víctor Reviglio, al deportista y empresario Carlos Alberto Reuteman, al médico Hermes Juan Binner, al médico Antonio Bonfatti y al ingeniero Roberto Miguel Lifschitz. No hay muertos en ningún placard. Já.

 

Con todos ellos he hablado, he tomado mis sendos termos con agua caliente para el mate amargo, excepto con el Lole: mate cocido y agua fresca.

 

Con el que ya falleció, el ingeniero Jorge Obeid, no sólo tome mate sino que trabajé hasta que un malentendido de la izquierda, usado para frenar una lucha antisida que no protagonizaban, nos separó. Cuando todo se aclaró ya el horizonte era diferente. Con Vernet (“El Tati”) el conocimiento es anterior a la política pública, al igual que con Hermes (“el Alemán”) y pertenece a las primeras juventudes rosarigasinas. Generacionales. Era 1960.

 

Lifschitz puede lograr que Lole tome un café (té) y le diga cuáles son, para él, las tres medidas a implementar desde la gestión más alta, la gobernación, para salvar Santa Fe. Reviglio igual. “El Chajá”, así le dicen a Víctor, no tendría problemas de decir cuáles son, según su experiencia, las tres medidas más necesarias para salvar Santa Fe.

 

Insultos y tarjeta amarilla

 

Lole no se sacaría una foto con Hermes porque éste lo insultó más de lo que correspondía según los códigos de la política. La foto de los seis sería difícil. Igual es Reuteman el senador que acompañó el reclamo socialista por los fondos que aún hoy Mauricio se hace el distraído para acreditarlos en la cuenta santafesina y repito: que no entregará NUNCA (la mayúscula es ex profeso).

 

El “Lole” es el único que aún se encuentra en pleno ejercicio de la gestión. Es senador nacional.

 

Los tres senadores nacionales hasta 2021 son peronistas. Lole, Perotti y la niña Sacnun, con menos pasado, pero con la legitimidad del voto popular. Invitar a Perotti sería reconocerle de antemano el rango que busca; pero no sé, no sé...

 

Hablando del pasado, la lucidez de Hermes es absoluta y su gestión tuvo características muy particulares. Fue de grandes proyectos que aún hoy se ejecutan y tremendos fiascos que aún hoy nos comprometen. Como sea, fue un salto de calidad que todavía se nota. Binner tiene mucho para decir sobre tres medidas para salvar Santa Fe.

 

Los dos herederos oficiales de Binner son Antonio Bonfatti y el actual gobernador. A solas y con la premisa que es para salvar Santa Fe y no pergaminos particulares, Antonio debe tener tres ideas para eso, para salvar Santa Fe.

 

Los leones herbívoros

 

Cuando el viejo Perón (es el mismo Perón de juventud, de adultez y de madurez, que gustaba ser el eje y punto) advierte que vuelve descarnado y sostiene que “a este problema lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie”, en rigor sostiene que hay medidas comunes que todos deben aceptar y que no creer en la solución común elimina eso: la posibilidad de la solución.

 

Una policía infiltrada de droga e indisciplina, cuando no de ineptitud y obsolescencia. Cuadros judiciales que no tienen velocidad y solvencia. La tonta argucia de no nombrar más jueces por miedo a los desequilibrios norte / sur o peor: desequilibrios de jueces radicales o peronistas y/o liberales. Por “favorrrr”. Las definiciones (manoteos) a los dineros del Presupuesto del Poder Ejecutivo sobre el que inciden, con chantajes y apretadas, diputados, senadores y gremialistas de dudoso pasado. Empresas estatales y para estatales con 14 sueldos anuales. Asociaciones fantasmas que cobran cheques por obras y/o tareas que no harán. La mentirita de los subsidios. La ausencia de un plan que unifique mandatos. La diferencia entre presidentes comunales de 2 años, gobernadores de 4 años, senadores de 20 años y jueces vitalicios. La cuestión de género. Planes de salud, educación, cultura, obras menores que vienen a los tumbos, a la marchanta y re discutiéndose en cada paritaria como si la salud, la educación y la cultura fuesen parte de una mesa de discusiones salariales. No es todo. Colofón: Rosario derivando.

 

En mitad de todo esto, que oscurece el horizonte, tres cuestiones que no han sido bien definidas. Una. Producimos grano y carne y no participamos de las decisiones económicas y de proyectos nacionales sobre... granos y carne.

 

Otra. Por los puertos santafesinos (obsoletos y con triple jurisdicción, provincial, federal y prefectura) entra y sale la economía del país y... la droga. Cuatro peajes, hay municipios que participan del jubileo.
La peor. Los representantes del pueblo santafesino creen que deben “representarlo” adhiriendo a políticas nacionales que no tienen en cuenta el territorio. Ni Mauricio ni CFK tienen interés en Santa Fe. Una sucursal o la piecita del fondo, según qué jefe/jefa.

 

Un café del gobernador con cada uno de los 5 ex gobernadores se impone. Y las tres ideas que tienen / deberían tener para salvar Santa Fe. Sospecho, confieso que, más allá que hasta un café es de dífícil concreción, el sueño imposible es salvar Santa Fe.

 

Continuar Leyendo...


+ Opinión

Accedé a más noticias de Opinión