"Tengo que afinar lo físico, que fue lo que me faltó el año pasado"

Diego Zabala en Mar del Plata con El Litoral

El uruguayo, autor de lindos goles aunque discontínuo en su rendimiento dijo: “creo haberme ganado la confianza del técnico y de mis compañeros”.


El Litoral

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Mar del Plata)

 

 

Cuando las dudas arreciaban luego de un primer semestre realmente malo, que colmaba de dudas e incertidumbre el futuro, Madelón y Zuccarelli salieron al mercado a buscar mediocampistas de juego, que clarifiquen y creen fútbol en la mitad de la cancha. Por eso, al margen de los defensores que con su solidez colaboraron al armado de una estructura segura y confiable, también llegaron Diego Zabala, Claudio Aquino, Franco Fragapane (que amenazó con pelear un lugar con los de arriba pero al que Madelón, acertadamente, le encontró espacio en el medio y le respondió) y hasta se podría mencionar a Damián Arce, más allá de que en este caso hay que señalar que fue el único punto oscuro del trabajo que se hizo antes del inicio de la Superliga.

 

 

Una de las incorporaciones “rimbobantes”, fue la del uruguayo Diego Zabala. Con pasado en Vélez, a algunos sorprendió esa decisión de venir a Santa Fe. Es cierto que Unión compró una parte de su pase y que eso pudo haberlo empujado, pero fue una apuesta grande la de Zabala. Y en el caso de Unión, el esfuerzo hasta en lo económico para apuntar a uno de esos jugadores que tranquilamente se los puede ubicar en el altar de los que pueden brindar el tan mentado salto de calidad en un equipo.

 

 

Arrancó bien el uruguayo, hizo un golazo en aquél partido ante Newell’s que se debió ganar, y después también clavó un remate estupendo en la victoria frente a Patronato en Paraná. Tuvo algunas oscilaciones en su rendimiento y hasta por allí daba la sensación de que Madelón no lo veía suficientemente entero para que arranque y termine los partidos. Y algo de eso reconoció Zabala en la charla con El Litoral en la cálida jornada marplatense.

 

 

-¿Cómo te sentís, Diego?

-Recién estamos agarrando ritmo y confianza con la pelota. Por suerte vengo haciendo una buena pretemporada y afinando en lo físico, que fue lo que me faltó en el semestre anterior.

 

-¿Cómo lo viste al equipo en el amistoso con San Martín?

-Con imprecisiones y eso es normal. El partido fue parejo, tuvimos situaciones en los dos tiempos y nosotros nos vamos conformes porque el objetivo es el de ponernos bien en lo físico y que Leo insista en una idea que ha prendido en el plantel.

 

-¿El objetivo para lo que viene?

-Mejorar, cuidar la posición que hemos conseguido y, de ser posible, apuntar más alto. No va a ser fácil, pero lo que no podemos permitirnos es dilapidar todo el esfuerzo que hicimos en los seis meses anteriores. Hay muchos equipos en una diferencia de dos o tres puntos, por eso, un traspié sería para lamentar, porque nos podría hacer caer mucho en la tabla.

 

-¿Se sienten la sorpresa del fútbol argentino?

-No, no… Somos un equipo que se preparó e hizo las cosas lo suficientemente bien como para que podamos estar en ese buen lugar que hoy ostentamos. El campeonato es largo, quedan muchos partidos y hay que seguir igual.

 

-Pero ustedes ya se van dando cuenta de que los miran con otros ojos…

-Lo que sabemos es que somos duros y que no es fácil ganarnos. Pero somos conscientes también de que nuestro principal objetivo es sumar puntos para no sufrir por el descenso, que eso fue lo que nos planteamos cuando arrancó el torneo. Veremos luego, a medida que pasen los partidos, para qué estamos. Hoy, el objetivo es ese, el de no sufrir en el promedio y dejar a Unión en una posición cómoda. Y si todo sigue así, veremos en la parte final si nos alcanza para aspirar a otras cosas.

 

-¿Qué opinás de la llegada del “Droopy” Gómez, que tiene características parecidas a las tuyas?

-Que es bueno que lleguen muchachos de calidad para mejorar el potencial del plantel. Se sumarán y seguramente habrá una sana competencia. La llegada de él nos enriquecerá y nos exigirá a todos. En mi caso, trabajo día a día para ganarme la confianza de mis compañeros y del entrenador, algo que creo haber conseguido.

 

-¿Cuál pensás que es el partido que debe tomarse de modelo para poner como meta a la hora de repetir una actuación?

-No sé si hay un partido en concreto… Jugando de local no hemos perdido, en líneas generales es difícil que se pueda repetir un mismo partido, lo que debemos buscar es corregir lo que se hace mal, perfeccionar todo lo que se puede y pensar que un rival no es igual a otro y no siempre van a salir partidos iguales.

 

-Es paradójico, pero ustedes perdieron con Lanús por ejemplo, en un partido raro. ¿Ese primer tiempo con Lanús fue lo mejor?

-Puede ser. Fue muy bueno lo que hicimos ese día y en el segundo tiempo nos complicaron con una línea de tres y sumando gente al medio, algo que sabíamos que podía llegar a pasar. Hubo otros partidos que también fueron buenos, como por ejemplo ante Olimpo o frente a Godoy Cruz, por darte algunos otros ejemplos. Pero ese primer tiempo que decís, ante Lanús, es un buen ejemplo a seguir.

 

-¿Coincidís que será cada vez más difícil en el fútbol argentino la lucha ante los grandes como Boca y River, con billeteras incomparables?

-Adentro de la cancha somos 11 contra 11, ellos tienen jugadores de mucho nivel y, como decís, posibilidades de sumar jugadores de un valor muy alto al que otros clubes no llegan, pero si tenemos el pensamiento de que no hay cómo pelear contra ellos, nos tenemos que quedar cada uno en su casa. Por eso es lindo este deporte, porque adentro de la cancha puede pasar cualquier cosa.

Continuar Leyendo...


+ Actualidad Tatengue

Accedé a más noticias de Actualidad Tatengue